Cerca de 30.000 perros han sido atendidos este año por la Alcaldía de Bogotá

Bogotá, octubre 15 de 2019. Los animales son una prioridad en Bogotá y eso se evidencia en los cerca de 30 mil perros que han sido atendidos en los primeros 9 meses de este año en los diferentes servicios que tiene la Alcaldía de Bogotá para ellos. De esa cantidad de perros atendidos más de 670 fueron por el equipo de Urgencias Veterinarias del Instituto de Protección Animal, más de 1.120 por el Escuadrón Anticrueldad, 2.400 en las Brigadas Medico Veterinarias y 25.200 en las Jornadas de Esterilización. ​

 

Una vez los animales son atendidos pasan a la Unidad de Cuidado Animal, donde se recuperan física y emocionalmente para luego pasar al programa de adopción, el cual este año ha encontrado hogares responsables para 550 perros. ​ Kung Fu, uno de los perritos salvados por el Instituto de Protección Animal Este fue el caso de Kung Fu un perrito que gracias a los servicios del Instituto de Protección Animal de la ciudad cuenta con una nueva oportunidad de vida. Mientras transitaba por las calles del barrio El Codito en la localidad de Usaquén, Kung Fu, un perrito criollo de un año, fue atropellado por un vehículo que le causó graves heridas en varias partes de su cuerpo. Un grupo de ciudadanos que estaba cerca al lugar informó lo sucedido a la Línea de Emergencias 123 que activó al equipo de Urgencias Veterinarias del Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal para su atención. ​ Al llegar al sitio, los médicos veterinarios lo estabilizaron y rápidamente fue trasladado a una clínica especializada. Los exámenes y radiografías mostraron que su pata izquierda trasera estaba fracturada en varias partes. A pesar de la rápida atención, Kung Fu perdió su pata, y su estado empeoró porque en la calle había contraído el virus llamado Moquillo, que puso en alto riesgo su vida. Cuando su salud fue más estable, Kung Fu fue trasladado a la Unidad de cuidado animal, allí el equipo de médicos veterinarios trabajó sin descanso para que se recuperara y finalmente lo lograron. Actualmente el perrito está listo para ser dado en adopción, corre, juega y hasta salta como si no le faltara su pata, está bien de ánimo y ahora solo espera una familia que lo lleve a casa para que su vida cambie por completo. Facebook: Alcaldía Mayor de Bogotá